top of page

Emilio Lozoya: Enriquecimiento cuestionado.

Actualizado: 31 mar

Redacción.


Emilio Lozoya Austin, ex – director de Petróleos Mexicanos (PEMEX) en la

toma de protesta, manifestó “decir verdad” de conformidad con el estado de

derecho positivo mexicano. Por el contrario, Lozoya tenía planeado

enriquecerse de forma apresurada sin dejar pruebas que lo

comprometieran.

En los gobiernos corruptos, se podría considerar que era un secreto a

voces en el medio político que Lozoya se estaba enriqueciendo en el cargo

conferido. Alonso Ancira Elizondo, movió los hilos detrás de bambalinas

para conspirar y proporcionar 3.5 millones de dólares a Lozoya con la

intención de adquirir en un sobre precio la planta de Agronitrogenados a

Pemex.

Ancira fue capturado en España y trasladado a México; el 19 de abril

fue puesto en libertad, bajo el convenio de acuerdo reparatorio de pagar 216

millones de dólares, dejando en garantía propiedades con valor de más de

50 millones de dólares. Se pasó en la cárcel dos meses. La censura moral

de estar en la opinión pública es insoslayable para Ancira. El asunto de

agronitrogenados se hizo público al probar el sobre precio de la venta a

Pemex. El sistema de enriquecimiento ilícito es de confabularse en

contratos ilegítimos de secrecía.

Es evidente que los abogados de Lozoya; diseñan una estrategia

legal favorable a su cliente. Solicitan entrevista con el “fogueado” Pablo

Gómez Álvarez, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), con el

propósito de redactar el acuerdo de reparación y aplicación de criterio de

oportunidades.

De modo que los abogados buscan ganar tiempo, postergando el

acuerdo y argumentando que cooperan en buscar un convenio

“congruente”; sin embargo, buscan intersticios para su cliente (Lozoya), e

interpretan la ley ambiguamente y los magistrados actúan con parcialidad

en detrimento del Poder Judicial al menguar la credibilidad de los

impartidores de justicia.

Los abogados esgrimen que ni Pemex ni la UIF poseían personalidad

jurídica de reclamar la reparación de daño causado por haber aceptado

sobornos que aumentaron a 10.7 millones de dólares por parte de la

constructora Odebrecht, es decir, del 2012 y 2015. El tercer tribunal

colegiado en materia penal resolvió infundado el juicio de amparo

presentado por la defensa de Lozoya; por lo tanto, Pemex y la UIF podrán

solicitar la reparación de daño.

Consiguientemente, los actores imputados en los procesos de la

planta agronitrogenados y la constructora Odebrecht, hacen lo posible por

torcer el camino legítimo y de justicia. A pesar de la cooperación de

gobiernos extranjeros, aportando pruebas contundentes del pago de

sobornos y movimientos financieros, probando acciones ilícitas del ex

director de Pemex.

Es bien conocido los múltiples casos de políticos mexicanos,

encumbrados en el poder y de un enriquecimiento apresurado. El poder

judicial aplica la administración e impartición de justicia a los “amigos”

benevolencia y al adversario la ley contundente. El presidente Andrés

Manuel López Obrador manifestó que es urgente la “reforma profunda en el

Poder Judicial”, por su descomposición “se protege a los que tienen que

pagar la inocencia”.

De modo que las pruebas documentos financieros de Suiza, son

ilegales al ser obtenidos de forma “ilícita” por el ministerio público federal. La

Fiscalía General de la República (FGR) apela a las resoluciones.

En clara confrontación del poder ejecutivo y el poder judicial, el

ejecutivo argumenta el concepto de justicia y el recto proceder del poder

judicial y el judicial su actuar es parcial con proclividad a escudriñar lo que

pueda apoyar al ex director de Pemex.

El enriquecimiento de forma apresurada trae consecuencias y es un

hecho. Emilio Lozoya Austin está sentado en el “banquillo” de los acusados

por hechos deleznables e ilícitos, pese a que protesto decir verdad en el

Congreso de la Unión.

El tiempo político se avecina vertiginoso en la confrontación del poder

ejecutivo y el judicial, siendo inevitables los intereses creados. La opinión

pública crea su interpretación de los casos Odebrecht y agronitrogenados

en el enriquecimiento de forma apresurada de Emilio Lozoya.

18 visualizaciones0 comentarios

ความคิดเห็น

ได้รับ 0 เต็ม 5 ดาว
ยังไม่มีการให้คะแนน

ให้คะแนน
bottom of page