©2018 by www.informedia.com. Proudly created with Wix.com

VICTORIAS PÍRRICAS.

POR; NAHUM ORTEGA CAMARGO.


Vencer en una lucha armada o en un pleito personal, para quedar destrozado, obtener una victoria para quedarse solo, ganar lo menos para perder lo más valioso, son consideradas victorias pírricas de la guerra y de la vida.



Pirro, rey de Epiro, después de una cruenta lucha contra los romanos, ganó la batalla pero perdió a gran parte de su ejército. Al contemplar a tantos soldados caídos, mencionó: “otra victoria como esta y volveré solo a casa”. Una batalla ganada a un costo demasiado alto, realmente no es una victoria, sino la derrota interna, por el derrumbamiento moral de un pueblo en donde quedan tantos desamparados, en donde queda miseria y desesperanza, las guerras son asuntos delicados en donde su determinación debe ser bien pensada, ya que la gran victoria es aquella en la que no es necesario usar las armas (Sun Tzu). Ejemplos de victorias pírricas abundan, desde mi perspectiva EUA en su guerra contra Vietnam, ganó todas la batallas, pero perdió la guerra, las secuelas fueron que: la moral social se derrumbó, viudas y huérfanos quedaron al ampara del estado, el uso de las drogas se multiplicó, la perdida fue mayor que la ganancia el triunfo fue pírrico. En México la guerra contra el narcotráfico emprendida por Calderón y extendida por Peña, fueron luchas pírricas que acabaron con la vida de cientos de miles de inocentes y cinco o seis veces más de gente en el desamparo, nada realmente se ganó, y muchos en el país se quedaron sin esperanza, como en toda guerra siempre existen intereses ocultos, y en México si hubo un ganador que no consideramos, el vendedor de armas a unos y a otros de los enfrentados, desde luego que el vendedor hizo su gran negocio.

La vida de un inocente, es un pago muy alto a cambio de la detención de un malhechor, un bribón que al siguiente día será reemplazado por la legión del crimen, el concepto de nuestro presidente Andrés Manuel López Obrador, es de excelencia, “el fuego no se apaga con fuego”, “la violencia no se combate con violencia” y menos con la vida de inocentes, no entenderlo de esa manera, es carecer de sentimientos y de valores humanos, el origen del narcotráfico se encuentra dentro el pueblo que lo consume, “porqué queréis que obren bien si los incitáis al mal” (Sor Juana), la solución se encuentra en misma jurisdicción, no hay razón para culpar a los de afuera, pero atender la formación de la juventud para ellos no es negocio, los valores de la economía les parecen más importantes que la vida de los seres humanos, en la nación mexicana, decidimos por un gobierno humanista y justo, y ahí lo tenemos preciso en sus propuestas y congruente en sus acciones.

30 vistas