Tláhuac: Atisbos históricos sobre un pueblo chinampero de Baruc Martínez Díaz.

Tláhuac: Atisbos históricos sobre un pueblo chinampero de Baruc Martínez Díaz.22“Tláhuac: atisbos históricos sobre un pueblo chinampero”, en 300 páginas nos da un recorrido histórico de Tláhuac desde su fundación en el año 1222 hasta el reparto agrario que se dio durante Revolución mexicana.


Por: Edgar Allan Lara Paredes.


Pueblo en vilo, investigación histórica del pueblo San José de Gracia por el maestro Luis Gonzáles y González es una de las obras maestras de la historiografía mexicana, debido a que revindica la historia de un “terruño” y la contrasta con la historia patria. La historia de los pueblos que están dentro de una nación, según el ingenioso Luis Gonzáles, hay que llamarle “historia matria”.


Desde la creación de ese libro en 1968, cada vez han existido investigaciones históricas que revindiquen la historia de los “terruños” o las “naciones chiquitas” que nos dan un panorama diferente a la historia nación. Este año, 2019, el maestro en historia por la UNAM publicó un libro que lleva por nombre, “Tláhuac: atisbos históricos sobre un pueblo chinampero”, en el que en 300 páginas nos da un recorrido histórico de la historia de Tláhuac desde su fundación en el año 1222 hasta el reparto agrario que se dio durante Revolución mexicana. Aunado a lo anterior, el maestro Baruc habla de las tradiciones que persisten en la actualidad en el pueblo de Tláhuac, además nos enseña personajes que nacieron y vivieron en Tláhuac y desempeñaron un acto importante en la nación. Paralelo a lo anterior, el libro contiene mapas de diversas épocas que nunca antes se habían publicado, además de fotografías que le dan color y vida al libro.



Luis Gonzáles ya nos había comentado que los pueblos de nuestra nación están llenos de personas que buscan el pasado de su pueblo, sin embargo, sus investigaciones en varias ocasiones no alcanza una rigurosidad científica, en ese mismo sentido, Baruc Martínez se dio cuenta que existen trabajos profesionales que han hecho investigadores de diversas universidades pero que no son originarios del pueblo que investigan, como se hizo en Xochimilco o Milpa Alta, por lo tanto el autor considera que se tenía que hacer una investigación histórica sobre Tláhuac desde la mirada de un originario.



Estas palabras de Baruc, creo yo, las expresó en su presentación no con el sentido celoso que muchos originarios hacen con la historia de su pueblo y los documentos que recolectan, sino para que exista una rigurosidad en la investigación del pueblo. Marc Bloch ya nos había mencionado en su libro apología de la historia que el trabajo del historiador también es un trabajo artesanal. Baruc en este sentido, dedicó 17 años (no continuos sino interrumpidos) para crear esta obra maestra que se publicó este año y a través de su bibliografía y referencia de fuentes, nos daremos cuenta de que Baruc no sólo hizo este libro por una cuestión intelectual, sino por amor a su pueblo y a la historia de su matria.






Baruc Martínez Díaz.



102 vistas

©2018 by www.informedia.com. Proudly created with Wix.com