NUESTRO PUEBLO NO DEBE QUEDAR EN EL OLVIDO.

Por: NAHUM ORTEGA CAMARGO.


Tlanchinol tiene su historia y me tocó vivir parte de ella en los albores de mi vida. Una familia perdió la razón, olvidó los nobles sentimientos, los intereses materiales fueron mayores que el amor fraterno, y de ello resultó la triste división y la decadencia del viejo pueblo, los grandes amigos de la familia fracturada, tomaron partido y se volvieron entre ellos enemigos, muchos aún jóvenes partieron de esta vida, para ocupar el espacio de los ahora viejos sepulcros del pueblo, viudas y huérfanos tuvieron que enfrentar la vida de soledad y de miseria, y muchos más tuvieron que huir de nuestro pueblo, no me atrevo a enjuiciar dicha conducta porque no sería honroso hacerlo ahora en su ausencia, solo una evocación para que nunca más se repita una historia equivalente.

Tlanchinol, requiere de unidad en el trabajo, si deseamos seguir existiendo como entidad trascendente, la carretera federal al no pasar dentro del pueblo, su desviación obligada, nos convertirá en una aldea fantasma, en un pueblo insustentable, si deseamos continuar en el mapa viviente, es el tiempo para rescatarlo y no mañana. Sumar y no restar, multiplicar y no dividir es la consigna, siempre han existido y existirán los inspirados en estorbar, en oponerse a la unidad y el progreso, que no nos sorprenda dicha negatividad, el Universo esta lleno de fuerzas que chocan y se confrontan y es natural, como natural es que triunfe la razón, el caos cósmico conduce al equilibrio; permítaseme el sentido metafórico, los negados al progreso, viven de modo similar a la conducta de los cerdos, reptan por el suelo en buscando malos olores, para justificar su negación hacia el ascenso, a ellos es menester obsequiarles nuestro silencio, recordando que: “los labios de la sabiduría se cierran a los oídos necios” (tres grandes iniciados). No es lo mismo libertad que libertinaje, usemos la libertad para el progreso, sin permitir ser manipulados y nunca el irracional libertinaje que conduce a los odios y fracturas de familia, tampoco es lo mismo hacer política que realizar politiquería, hagamos política con trabajo, con proyectos, con ideas sanas, y no politiquería con calumnias, con desánimo, con amarguras o causaremos retraso y dolor a quienes no lo merecen.

“Solo el Pueblo, salva al Pueblo”(AMLO), Salvemos a nuestro ahora hermoso pueblo, ¡Tlanchinol, lo merece!, Conseguir una Universidad no es un asunto sencillo, es mucho lo que tenemos que realizar para hacerla realidad, los grandes retos son exclusivos se seres grandiosos, y ninguno de nosotros es pequeño. Una escuela superior, es un evento extraordinario, es la puerta de la gloria para las nuevas generaciones, y una oportunidad de paz, armonía y bienestar para todos los demás, los jóvenes con ocupación, son creativos, generosos y ejemplares en sus tratos, el plazo se agota, no echemos más tarde culpas, la suerte de Tlanchinol, ahora está en las manos tlanchinolenses.


142 vistas

©2018 by www.informedia.com. Proudly created with Wix.com