MI EXPERIENCIA EN EL ISSSTE HIDALGO.

Por: NAHUM ORTEGA CAMARGO.

En toda mi existencia, una vez he estado internado después de un accidente en motocicleta, en el hospital de Marina, la atención médica fue de excelencia, se me veía como un compañero, como a un ser humano cercano a quienes me atendieron, más tarde coticé en el ISSSTE por un poco más de 11 años, mis compañeros me decían, “ojala y nunca necesites del servicio de hospitalización, ya que para el personal no somos más que una matrícula, los médicos han perdido su sensibilidad humana, no hay medicamentos y los que hay son de mala calidad”.



Con ese esquema mental por una emergencia acudimos a la clínica en Hidalgo, el 26 de septiembre pasado, tuvimos que hospitalizar a mi hermana en el ISSSTE de Pachuca, bastante abatidos por el estado grave de su salud, sin otra alternativa pusimos la suerte de mi hermana en las manos de los médicos de la clínica, de inmediato fue asistida con oxígeno y suero, se tomaron muestras de sangre para un análisis de laboratorio, poco tiempo después, nos mencionaron que sus defensas estaban cerca de cero, los medicamentos para elevar las defensas orgánicas no son baratos, me ofrecí a ir comprarlos si el médico responsable lo autorizaba, para nuestra sorpresa, todos los medicamentos indispensables fueron aplicados por el hospital, cada media hora pasaba un supervisor en todas las camas, para certificar que la atención que se daba, fuera correcta, tres días después acudí de visita en una habitación aislada, con cubre boca y una bata pequeña, que le causo gracia al camillero, puede sentarse dijo, ofreciendo una especie de sofá metálico que podía hacerse cama, para comodidad del cuidador del enfermo, el taburete que le ofrezco, antes no existía, los servicios ahora son distintos a los que recientemente se ofrecían, me acerque en otra sala a la cama donde se encontraba un profesor enfermo y amigo mío, quien después de saludarlo me dijo: ahora si somos tratados como seres humanos, no sabemos a quien se lo debemos, si al personal, al gobernador o a nuestro nuevo presidente mexicano, quizás a todos un poco contesté, pero el ISSSTE es de los trabajadores del gobierno federal, agregando: sin duda alguna el presidente de México esta cumpliendo su palabra, dijo que todo cambiaría para bien de todos, hoy nos tratan bien y ya no nos dicen que no hay medicamentos, pero ante todo los médicos y enfermeras nos atienden con afecto, tal como si fuéramos de su familia; seguramente lo pudieron haber hecho antes porque son profesionales, pero tuvo que haber alguien que les jaló las orejas, para que cambiaran su conducta. El hecho no me lo contaron, fue parte de mi vivencia, el día martes tres de agosto, fui con mi familia a recoger a mi querida hermana que fue dada de alta, recuperada y feliz con el trato profesional que le fue dado.



Mi aprecio y reconocimiento al personal del hospital del ISSSTE en Pachuca de Soto, un ejemplo que debe ser reproducido, en ese espacio los servidores de la salud, están cumpliendo como verdaderos profesionales, como seres humanamente sensibles, y como servidores públicos responsables, con calidad en el desempeño de sus obligaciones éticas y laborales, mi deseo porque en todas las instituciones, sean superados los servicios, todas estas grandiosas mujeres y hombres responsables de la salud, me impresionaron con su calidad humana que tenían reservada, y que ahora con un gobierno humanista, están contribuyendo de manera objetiva, para hacer realidad la Cuarta Transformación de nuestra patria, gracias doctores, gracias enfermeras y gracias Sr. Presidente de México, entre todos nuestra patria será distinta.


15 vistas

©2018 by www.informedia.com. Proudly created with Wix.com