©2018 by www.informedia.com. Proudly created with Wix.com

Mal y de malas, en la Universidad Autónoma de la Ciudad de México.

Por: Focanews

La sexta legislatura del Consejo Universitario no da una en beneficio de la UACM y su comunidad, por el contrario, el atentado contra los derechos de los distintos sectores es cada día más descarado, teniendo una especial fijación con los estudiantes a los que se les han impedido recibir en tiempo su beca, y ni qué decir de los compañeros de nuevo ingreso para los que ni la convocatoria para nuevas becas han emitido.



Pero el asunto se torna de mayor gravedad cuando revisamos lo que ha sucedido con las llamadas “normas de convivencia”, instrumento jurídico con el cual se busca criminalizar y sancionar la disidencia mediante tribunales especiales “Consejos de Justicia”. Por ejemplo, si alguien realiza una crítica en redes sociales, puede ser EXPULSADO de la universidad, lo mismo acontece con el consumo de alcohol y mariguana, pero con un agravante en detrimento de los estudiantes, pues en estas “normas” no se distingue entre VENTA y CONSUMO, por lo que en ambos casos se plantea que los estudiantes sean entregados a la policía y el Ministerio Público.



En este punto es de vital relevancia aclarar que en los HECHOS las normas se hicieron para SANCIONAR EXCLUSIVAMENTE A LOS ESTUDIANTES, pues si bien en las mismas se habla de que los tres sectores les deben tener observancia, lo cierto es que en el artículo 33 se establece que los estudiantes podrán ser separados definitivamente de la Universidad según el resultado del TRIBUNAL o “Consejo de Justicia”, pero el artículo 34 señala que para el caso de los trabajadores (administrativos y académicos), se turnará el dictamen del “consejo de justicia” a la Oficina del Abogado General para iniciar una junta aclaratoria en el ámbito de sus facultades y según la cláusula 28, es decir, para los trabajadores y académicos el dictamen no aplica, porque el inicio de una junta aclaratoria implica un nuevo proceso de investigación y resolución, donde el resultado puede ser completamente diferente al emitido por el tribunal. En pocas palabras la ley y la justicia tienen sectores privilegiados pues los estudiantes quedamos sometidos a los caprichos y autoritarismos de académicos y funcionarios de las administraciones en turno.

Lo anterior es absolutamente ilegal e ilegítimo, pues viola los derechos humanos y constitucionales de todos los estudiantes (por ejemplo los artículos 6 y 7 sobre la libertad de expresión), incluso de los que no participan en política en la universidad o consumen alcohol o mariguana dentro de los planteles ya que, por ejemplo, si algún estudiante se manifiesta por redes sociales en contra del retraso en el pago de becas, o por la no apertura de certificaciones, puede ser objeto de EXPULSIÓN. También puede darse la situación donde algún estudiante discuta con un académico, por poner un caso, debido a que no le subió su calificación al sistema, o con un trabajador administrativo debido a que no le ha realizado un trámite en tiempo y forma, puede ser acusado de violencia verbal o psicológica y ser expulsado.



Compañeros, las “normas de convivencia” son INJUSTAS e ILEGÍTIMAS, persiguen y criminalizan la disidencia política, generan universitarios de PRIMERA (académicos y administrativos) y de SEGUNDA (estudiantes), estigmatizan y vulneran la condiciones de los consumidores equiparándolos con CRIMINALES, y dejan en estado de indefensión al grueso de la comunidad estudiantil frente a los ABUSOS de profesores, burócratas y funcionarios. Estas “normas” atentan contra el sentido humano y crítico del proyecto de la UACM, pues buscan implantar la ley mordaza y sentencian el consumo, sin ofrecer alternativas INMEDIATAS como lo son la apertura suficiente por plantel de actividades CULTURALES, DEPORTIVAS Y ACADÉMICAS que llenen los espacios libres y abran la posibilidad de la recreación creativa y constructiva.

No te dejes engañar, si en verdad se quieren regular todas las cosas que están mal, se deben construir y aprobar estatutos para los tres sectores de la comunidad universitaria, donde queden perfectamente establecidos nuestros DERECHOS Y OBLIGACIONES, pero con una ley que sea PAREJA PARA TODOS Y TODAS.

Acudamos a decirle NO A LA IMPOSICIÓN DE sus “normas de convivencia”, el sexto Consejo Universitario ni siquiera cumplió sus acuerdos de BAJAR A REALIZAR MESAS DE TRABAJO CON LA COMUNIDAD UNIVERSITARIA y ahora quieren justificar su decisión con una “consulta” pedorra mediante correo electrónico, donde los argumentos y razones no son discutidas de frente con ellos, sino que, en el mejor de los casos, los comentarios vertidos quedan al capricho o interés de cada consejero universitario.

Finalmente, en estos días muchos UACemitas habla de las heroicas batallas del pueblo de Ecuador, de Chile, Honduras… Pero ¿cuándo será que se den un tiempo para defender sus derechos en la UACM?

La sesión donde se busca aprobar estas normas será el próximo jueves 24 de octubre, a las 10:30 hrs, en el salón A-201 del plantel San Lorenzo Tezonco.

¡Basta del autoritarismo del sexto Consejo Universitario! ¡No a las normas de convivencia! No lo permitimos con el segundo consejo universitario, ni con Orozco ¿Por qué ahora sería diferente?

36 vistas