©2018 by www.informedia.com. Proudly created with Wix.com

La UACMgate y la casi imparable corrupción de los demócratas.

Altaïr Auditore

La frustración no llega tanto porque el viejo poder se resista a ser desalojado y denunciado, sino porque a los nuevos consejeros les falta interés y deseo real de que las toneladas de corrupción, porquería y abusos queden al descubierto y expuestas a la luz pública.


Los cientos de estudiantes, trabajadores y académicos que querían que las alfombras de la UACM fueran levantadas y que salieran a la luz los grandes secretos del régimen "demócrata/crítico/progre" que gobernó durante casi dos décadas empiezan a sentirse frustrados porque el gigantesco "UACMgate" que esperábamos no empieza a desinflarse. La esperanza de que el 5to CU de la UACM, ahora en manos de los democráticos/críticos/progres, sirviera como gran vacuna contra la corrupción en las entrañas de la Universidad y como ejemplo para que los que abusan del poder y gobiernan con injusticia quedaran en evidencia y derrotados, se frustró a raíz del escándalo de un grupo de consejeros liderados por el representante Huitzil, a medida que se sospecha que los nuevos consejeros no quieren en realidad una limpieza a fondo, ni un verdadero y profundo cambio de rumbo en el 6to "Corrupto" universitario.

La frustración no llega tanto porque el viejo poder se resista a ser desalojado y denunciado, sino porque a los nuevos consejeros les falta interés y deseo real de que las toneladas de corrupción, porquería y abusos queden al descubierto y expuestas a la luz pública.



En el "UACMgate" hay mucho tomate, verdaderos océanos de porquería acumulada por un gobierno que la Ciudad de México y el resto del país siempre consideró como el campeón de los corruptos. Es seguro que en las cuevas oscuras del sistema se encuentran ocultos toneladas de escándalos, abusos de poder, arbitrariedades, delitos y corrupciones de todo género, todo protagonizado por una corrupción que convirtió la permanencia eterna en los consejos universitarios, academias y sindicatos en su gran prioridad, por delante del bien común y del interés general, por encima de las leyes y de las normas de la democracia, generando unas corrientes tan poderosas que se llevaron por delante a miles de adversarios e indiferentes a lo largo de los años. Oponerse al poder del "corrupto universitario" de los autoproclamados "demócratas/críticos/progres" en la UACM, era un suicidio para cualquier estudiante, académico y trabajador, pues los "demócratas" son propietarios de la mitad de la Universidad y dominan con su influencia y poder casi la otra mitad entera. Para el resto de la comunidad universitaria, sobre todo para los que tenían menos recursos, tener al CU "demócrata" de enemigo era algo parecido a la muerte.

El 5to CU presentaba un aire fresco qué a medio camino terminó de aniquilar las esperanzas de justicia, esto debido a las trampas de algunos consejeros qué debilitaron fuertemente a este grupo opositor y mostraron su evidente frustración por la línea que imponen los "demócratas/críticos" y muchos de sus miembros claman en los debates internos por una política más exigente con los dueños de la corrupción en la UACM.

Parece claro que no serán los nuevos consejeros del 6to CU los que desentierren la suciedad y limpien las cloacas de la UACM. Para desenmascarar a los corruptos y sacar a la luz los contratos amañados, los pufos tapados, las injusticias acumuladas, los desvíos de dinero, las subvenciones concedidas a los familiares y amigos, las colocaciones a dedo, los miles de puestos de trabajo ocultados a la Ciudad de México y al pueblo, las ayudas disfrazadas a los amigos del poder, los miles de casos de corrupción y las masas de dinero desviadas para tejer esa red clientelar que estaba ideada para que los "demócratas" nunca pudiera perder unas elecciones, harían falta políticos que no existen, partidos limpios y decentes, periodistas independientes y honrados, una comunidad universitaria dispuesta a contar lo que saben y denunciar los delitos, funcionarios que delaten la corrupción, jueces íntegros, investigadores minuciosos y una sociedad que empuje, anime y ampare a los activistas de la regeneración para que utilicen la verdad como un martillo pilón contra todo lo que huela a podrido en el pasado, condición necesaria para que los cimientos del futuro sean sólidos y la UACM pueda construir su destino con solidez.

Por desgracia, esa voluntad de limpieza general no se ve por ninguna parte. Saldrán a la luz algunos escándalos, como los de obras, donde se desviaron 300 millones de pesos, o las solicitudes de ayudas en becas y proyectos estudiantiles que ni siquiera fueron evaluados para evitar tener que ayudarles con fondos públicos, pero el meollo de la corrupción y los grandes dramas permanecen ocultos y quizás se queden para siempre en la oscuridad.

Ante la falta de decisión de los consejeros, el papel de la comunidad será decisivo porque es la demanda de los comunidad la que va a permitir que los órganos que gobiernan cumplan su misión de limpieza y regeneración, sin caer en las componendas y transacciones, sin hacer caso al "hoy por mi y mañana por ti". Sin esa presión popular, los grandes dramas en la UACM seguirán ocultos y la educación será privada de lo que podría ser el comienzo de la "gran limpieza".

Es como si el "hoy por mi y mañana por ti" se estuviera imponiendo, a espaldas de la Universidad. Es como si los nuevos temieran que al limpiar con fuerza las cloacas en esta Universidad salieran a la luz miserias propias y quedarán al descubierto las suciedades propias.



La potente maquinaria "demócrata" de los planteles y academias ya se ha puesto en movimiento para desgastar al consejo Universitario entrante y lograr que los corrupto demócratas recuperen el poder. La red clientelar ha sufrido golpes muy duros en las capitales y en las instituciones y chiringuitos del poder, pero sigue intacta en los ámbitos académicos y sindicales, desde donde los "demócratas" quieren iniciar la "reconquista".

Muchos consejeros actuales y probables descontentos con lo que está ocurriendo nos aseguran que la batalla entre la regeneración y los interesados en que todo siga más o menos igual está siendo ganada claramente por los partidarios del olvido y del borrón y cuenta nueva.

La batalla entre la regeneración y el silencio se mantiene en las redes sociales, pero ya es tenue y flácida, sin el brío y el rigor que muchos esperaban.

Por desgracia para todos, parece que la UACM seguirá siendo una fuente de cobijo en el que sólo han cambiado los caciques.

#LaUACMVive



36 vistas